lunes, 11 de marzo de 2013

Can Tuyus S03e14: Cine y pop


Con ella empezó todo: Backbeat de Iain Softley. Película que narra los primeros años de los Beatles. Concretamente la época en la que tocan en clubes de Hamburgo, con Pete Best a la batería y el pintor Stuart Sutcliffe al bajo. En realidad la historia de los Beatles sirve de telón de fondo para la relación entre la artista alemana Astrid Kirchherr y Stuart Sutcliffe y nos permite conocer una convulsa época en Europa: Los primeros días del mundo, el existencialismo o el nacimiento de la cultura pop. La banda sonora se compone de clásicos del rock and roll de finales de los cincuenta y fue grabada por una superbanda que incluía a miembros de REM,Faith no more... estamos en plena época post grunge y los de las camisas de cuadros y los vaqueros rotos haciendo canciones de Little Richards. Me gustaría contarte, además, que hay una adaptación al cómic preciosa sobre esa época, para que la apuntes Baby's in Black: Astrid Kirchherr, Stuart Sutcliffe, and The Beatles in Hamburg



Dos de Todd Haynes: la primera, ineludible, Velvet Goldmine...un delirio absoluto en el que se mezclan el comienzo del movimiento mod, la electrónica berlinesa, los cardados aor de los ochenta, claro, el glam, desde el elegante llegando casi hasta el paleto (rollo angelino)...para ser un reducto de locas, maquillados y demás, mezclando canciones, versiones hechas para la ocasión, superbandas...ayer, hoy, mañana, Oscar Wilde...maravillosa...por el batiburrillo conceptual y sobre todo porque el personaje principal es David Bowie y David Bowie no dejó que sus canciones aparecieran en la película. Y la segunda I´m not there...Dylan es un placer inconfesable para el que suscribe... y esta película es un despropósito que no se aguanta por ningún sitio: distintos personajes cruzados encarnando Bob Dylan del pasado, del futuro...casi parece una historia de superhéroes...pero solamente por el momento en el que Catte Blanchet hace del Dylan eléctrico, el del pelo rizado y las gafas de pasta negra perpetuas, el que llamaron Judas los talibanes y que enamoró a Francoise Hardy y escribió canciones para Nico...merece la pena la película.



Imprescindible: 24 Hours Party People: me encanta el personaje de Tony Wilson, me encanta los programas que hacía en Granada TV y que son una avanzadilla de lo que luego serían los “Está pasando” “Aragón en directo” y cosas así... y el personaje que lo encarna me maravilla...es una película coral, pero que habla de un talento....de un tipo que no se vendía...básicamente es la historia de un fan...y la banda sonora es brutal: poner a la misma altura a los Happy Mondays que a los Joy Division...épocas mágicas... por ejemplo, Control, la película que trata solamente sobre la vida de Ian Curtis, la de Anton Corbin...se toma las cosas demasiado en serio...cada vez tengo menos ganas de tomarme la vida tan en serio



Azarosamente elegante: Gainsbourg (vida de un héroe) de Joahn Sfar. Esta película trata de ser una biografía apócrifa del compositor francés, llevando su vida hasta el extremo y desmontando en un ambiente casi onírico la azarosa existencia del mito francés. Visualmente impecable, las licencias poéticas pueden dar muchoj uego, sobre todo si uno conoce la biografía del compositor de Je t´aime (moi nonplus). Laetitia Casta apareciendo por el pasillo mientras suena Initials BB...ella es Brigitte Bardot...bueno, una auténtica maravilla.



En España: A la diestra del cielo de Francisco Bech . Un documental sobre la vida de Silvio, el Celentano sevillano, colaborador de los primeros Smash, icono de la contracultura andaluza, rockero excesivo, devoto de la Macarena...este documental es un reflejo de las otras corrientes culturales que hay en España a lo largo de los años setenta (más allá del progresivo o la Nueva Canción), primeros ochenta (rollo, el rock de la Elipa, la Movida) o los noventa (el indie pop). Un mito desconocido, una España distinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada